You are here: Inicio » Sobre Nosotros

La personalidad de un Lider

Todo líder debe saber resolver los conflictos ya que en su trabajo diario una quinta parte de su jornada esta ocupada para solucionar los mismos.
Lo anterior nos lleva a que todo líder debe saber resolverlos, de lo contrario, peligra su imagen, el logro de los objetivos de su unidad de trabajo o en las metas de la organización.
Cada Líder, tiene una personalidad formada por todas las experiencias personales y profesionales y esta generada por dos factores principales.

. El Temperamento
· El Carácter

El temperamento es el componente genético de la personalidad. Se estima que su influencia en la formación de la personalidad es un 70%, aproximadamente, lo cual indicaría que el líder tendrá cierta similitud de temperamento con sus progenitores y es prácticamente imposible de modificar o corregir, ya que la influencia genética, supera la posibilidad de cambios sociales.

Con respecto al carácter ó componente social, es mucho más flexible, y esto lo vemos desde los primeros meses de vida donde comienzan a imponerse límites. En la escuela donde los nuevos conocimientos y relaciones comienzan a socializar a la persona va forjándose la educación de la persona y su don de gente. En base a lo anterior cada líder se destacará por su estilo de liderazgo ( que es la combinación de rasgos, habilidades y tipos de comportamiento, que un líder ostenta), pudiendo ser:


· Autocrático
· Democrático


El tipo autocrático, toma las decisiones por sí solo e informa a sus empleados lo que deben hacer. Para comprobar el cumplimiento de las tareas u objetivos asignados, supervisará muy de cerca.

En el tipo democrático, el líder propone la participación en la toma de decisiones, al igual que para determinar lo que se debe hacer. La gran diferencia es que prácticamente no existe supervisión y si la hay, es mínima.
En general todo líder debe desarrollar habilidades para manejar situaciones conflictivas. Sólo de esta forma, aquellos que por su temperamento pueden generar malas relaciones sabrán cómo aplacar el liderazgo en los momentos más tensos y no ser ellos mismos los detonantes de conflictos irrelevantes.

Debemos recordar que un líder es respetado por lo que es como persona y por sus conocimientos profesionales. Si alguna de estas dos facetas falla, en el caso de la primera, se lo respetará sólo por sus conocimientos, ya que su forma de relacionarse no será buena y generará un concepto sobre su persona: “sabe un montón, lástima que no sea buena persona”.
Si la segunda faceta falla, se lo respetará por lo que es como factor humano, y no por sus conocimientos, lo cual puede generar comentarios como: “es un tipazo, pero sabe...”, aunque en esta última parte de la frase, quiera expresar el mínimo nivel.
La diferencia entre ambos casos es que:
· Un líder que tiene mal trato con sus seguidores (actuando con sobervia), pero buenos conocimientos, estará expuesto a que en la primera ocasión que cometa un error, sus seguidores lo harán saber a toda la organización, causando así un desprestigio a la imagen del Líder.
· Un líder que es un buen factor humano, aunque no posea grandes conocimientos, sí comete errores técnicos con sus seguidores, estos de seguro serán disimulados, e incluso subsanados por algunos de ellos. Incluso, estos tipos de líderes actúan desde una posición humilde, que provoca en sus seguidores un sentimiento de querer colaborar y enseñarle todo aquello en lo cual falla.

El líder y los conflictos
Un conflicto es la dificultad que se genera cuando alguien no esta de acuerdo y se opone a otra persona. Existen dos tipos:
. Cuando ponen en peligro el logro de los objetivos de la organización, se llaman disfuncionales
. Cuando el mismo conflicto favorece el logro de los objetivos, se llama funcional.


Cuando un líder enfrenta un conflicto, en la mayoría de los casos, inconscientemente busca imponer su punto de vista. Es en este momento donde la tensión aumenta, y debería pensar que en un conflicto lo importante no es ganar o imponer su visión, sino solucionarlo a favor de los objetivos de la compañía (sí es un conflicto interno de la organización). Además debe actuar en forma ética, entendiéndose ética, a cómo alcanzar un acuerdo que favorezca a ambas partes del conflicto.

Los estilos de manejo de conflictos son:
· Complaciente: TUGANAS – YO PIERDO
· Colaborativo: TU GANAS – YO GANO
· Evasivo: TU PIERDES – YO PIERDO
· Impositivo: TU PIERDES – YO GANO
· Negociador: GANAS EN PARTE – GANO EN PARTE

 

En conclusión:
El éxito de las organizaciones está en cómo ésta desarrollará y gestionará su capital humano. De aquí la necesidad de capacitar constantemente a los directivos y a los empleados. Por otra parte, desde una posición de humildad acepte qué tipo de habilidades necesita desarrollar, de lo contrario, su permanencia como líder está en peligro inminente.

Seleccióne su área de interés Nombre: Empresa:
Email: Comentarios:
Telefono:
Ciudad:
Todos los campos son obligatorios